Recetas

Así se hacen unos ‘Mordiskos’ caseros ¡perfectos para el calor!

Si tienes ganas de quitarte el calorcito pero de una forma dulce, te presentamos la receta de ‘Mordiskos’ caseros que enamorarán a todos.

'Mordiskos' caseros. | Cocínate estas delicias dulces para el calorcito sin gastar el dineral. (Especial: Lolita La Pastelera).
'Mordiskos' caseros. | Cocínate estas delicias dulces para el calorcito sin gastar el dineral. (Especial: Lolita La Pastelera).
Mónica Sánchez
Escrito en Recetas el

Con la llegada del verano, las temperaturas suben y todos buscamos maneras de quitarnos el calor. ¿Qué mejor manera de combatir el calor que con unos deliciosos y refrescantes ‘Mordiskos’ caseros? ¡Anótate la receta!

Esta es la receta para hacer unos Mordiskos en casa

Estos sándwiches de helado son perfectos para una tarde de verano, una fiesta infantil, o simplemente como un capricho refrescante después de un día caluroso. Al hacerlos en casa, no solo disfrutas de un postre delicioso, sino que también tienes la satisfacción de haber creado algo especial desde cero.

Ingredientes

Para la galleta:

  • 1 taza de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 1 taza de azúcar morena
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 y 1/4 tazas de harina para todo uso
  • 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de chispas de chocolate (opcional)

Para el helado:

  • 2 litros de helado de vainilla (puedes usar tu sabor favorito)

Preparación

  1. Preparar la masa de galleta:
    En un bol grande, bate la mantequilla con el azúcar granulada y el azúcar morena hasta que la mezcla esté suave y esponjosa. Esto tomará unos 3-5 minutos con una batidora eléctrica.
    Añade los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. Incorpora el extracto de vainilla.
    En otro bol, tamiza la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato de sodio y la sal. Mezcla estos ingredientes secos con la mezcla de mantequilla, en varias adiciones, hasta que estén bien incorporados. Si decides usar chispas de chocolate, añádelas ahora y mezcla hasta que estén distribuidas uniformemente.
    Divide la masa en dos porciones iguales y envuélvelas en plástico. Refrigera por al menos 1 hora, o hasta que la masa esté firme.
  2. Hornear las galletas:
    Precalienta el horno a 180°C (350°F) y cubre una bandeja para hornear con papel pergamino.
    Sobre una superficie ligeramente enharinada, estira una de las porciones de masa hasta que tenga un grosor de aproximadamente 0.5 cm (1/4 de pulgada). Usa un cortador de galletas redondo o un vaso para cortar las galletas en círculos. Coloca las galletas en la bandeja preparada, dejando espacio entre ellas.
    Hornea las galletas durante 10-12 minutos, o hasta que los bordes comiencen a dorarse. Deja que las galletas se enfríen en la bandeja durante unos minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen completamente. Repite con la masa restante.
  3. Montar los sándwiches de helado:
    Deja que el helado se ablande ligeramente a temperatura ambiente durante unos 5-10 minutos, para que sea más fácil de manejar.
    Coloca una porción generosa de helado (alrededor de 1/4 de taza) en el centro de una galleta. Coloca otra galleta encima y presiona suavemente hasta que el helado se distribuya uniformemente entre las dos galletas. Usa una espátula o cuchillo para alisar los bordes, si es necesario.
    Para evitar que los sándwiches se derritan mientras trabajas, colócalos en una bandeja y refrigéralos inmediatamente en el congelador. Déjalos congelar por al menos 2 horas antes de servir.

Variaciones y Consejos

  • Sabor del helado: Si bien el helado de vainilla es un clásico, siéntete libre de experimentar con otros sabores. Helado de fresa, menta con chispas de chocolate, o incluso helado de café pueden darle un giro interesante a tus Mordiskos.
  • Galletas personalizadas: Para un toque extra especial, prueba hacer diferentes tipos de galletas. Puedes añadir nueces, coco rallado, o cambiar el cacao en polvo por harina de avena para una textura diferente.
  • Decoraciones: Antes de congelar los sándwiches, puedes enrollar los bordes del helado en mini chispas de chocolate, confites de colores o trocitos de caramelo. Esto no solo añade un atractivo visual, sino también una capa extra de sabor.

Una vez que estén bien congelados, estarán listos para ser disfrutados. ¡Así que manos a la obra y disfruta de tus propios Mordiskos caseros este verano!

Google News

Más totopos

Los tips inefables para que tus galletas no se hagan duras ni queden crudas

Los tips inefables para que tus galletas no se hagan duras ni queden crudas

Ármate un rico volteado de piña ¡en sartén y con harina de hot cakes!

Ármate un rico volteado de piña ¡en sartén y con harina de hot cakes!

Descubre cómo preparar una pasta saludable que no engorda

Descubre cómo preparar una pasta saludable que no engorda