Recetas

Enamórate del chocolate con chile con esta receta perfecta hasta para el calor

El chocolate con chile es una combinación que fusiona el dulzor del chocolate con el picor del chile en una sinfonía de sabores única y deliciosa.

Chocolate con chile. | Ármate esta deliciosa bebida fría que combina lo dulce y lo picante. (Especial).
Chocolate con chile. | Ármate esta deliciosa bebida fría que combina lo dulce y lo picante. (Especial).
Mónica Sánchez
Escrito en Recetas el

Aunque esta mezcla es más común en platillos calientes y bebidas reconfortantes, también es posible disfrutarla en recetas refrescantes perfectas para el calor. A continuación, te presentamos cómo hacer una innovadora y deliciosa que combina chocolate y chile ¡Prepárate para enamorarte de esta increíble fusión!

¿Por qué en México se combina el chocolate con el chile?

En México, la combinación de chocolate con chile tiene raíces profundas en la tradición culinaria y cultural. Esta mezcla se remonta a la época prehispánica, cuando los aztecas y mayas utilizaban ambos ingredientes en rituales y recetas.

El chocolate, derivado del cacao, era valorado por sus propiedades energéticas y su sabor único, mientras que el chile añadía un toque picante que realzaba los sabores y aportaba complejidad.

Juntos, crean un balance entre el dulzor del chocolate y el calor del chile, reflejando la rica herencia gastronómica y la creatividad en la cocina mexicana.

Ingredientes

Para la base de chocolate con chile:

- 200 gramos de chocolate negro (mínimo 70% cacao)

- 1 taza de leche de coco (puede ser cualquier leche vegetal o de vaca)

- 1/2 taza de azúcar

- 1 cucharadita de extracto de vainilla

- 1-2 chiles secos (como el chile ancho o pasilla)

- Una pizca de sal

- 1/4 cucharadita de canela en polvo

Para el toque refrescante:

- 1 taza de crema para batir (o crema de coco para una opción vegana)

- 1/4 taza de azúcar glas

- Ralladura de un limón (opcional)

- Hielo picado

Preparación

1. Prepara los chiles: Abre los chiles secos y retira las semillas. Tuesta ligeramente los chiles en una sartén a fuego medio durante unos 2-3 minutos, hasta que empiecen a liberar su aroma. Asegúrate de no quemarlos, ya que esto puede amargar la leche.

2. Infunde la leche: En una cacerola, calienta la leche de coco a fuego medio-bajo. Añade los chiles tostados y deja que la mezcla se caliente lentamente sin llegar a hervir. Cocina a fuego lento durante unos 10-15 minutos para permitir que los sabores del chile se infundan en la leche. Retira los chiles y deja que la leche se enfríe a temperatura ambiente.

3. Derrite el chocolate: Coloca el chocolate negro en un bol resistente al calor. Derrítelo a baño maría, revolviendo constantemente, hasta que esté completamente suave y sin grumos. Alternativamente, puedes derretir el chocolate en el microondas en intervalos de 30 segundos, removiendo entre cada intervalo.

4. Combina los ingredientes: En un bol grande, mezcla la leche de coco infusionada con chile, el chocolate derretido, el azúcar, la vainilla, la sal y la canela en polvo. Remueve bien hasta que todos los ingredientes estén completamente combinados y la mezcla esté suave.

5. Enfriamiento inicial: Vierte la mezcla de chocolate con chile en un recipiente hermético y colócalo en el refrigerador durante al menos 2 horas, o hasta que esté completamente frío. Esto permitirá que los sabores se integren y que la mezcla se espese un poco.

6. Batir la crema: En un bol grande, bate la crema para batir (o la crema de coco) con el azúcar glas hasta que se formen picos suaves. Si lo deseas, añade la ralladura de limón para un toque cítrico refrescante.

7. Montaje final: En vasos altos, coloca una capa de hielo picado en el fondo. Vierte la mezcla de chocolate con chile sobre el hielo, llenando cada vaso aproximadamente tres cuartos del camino.

8. Añadir la crema: Cubre la mezcla de chocolate con una generosa porción de crema batida. Puedes utilizar una manga pastelera para un acabado más estético o simplemente añadir la crema con una cuchara.

9. Decoración: Para un toque final, espolvorea un poco de canela en polvo sobre la crema batida y añade una pizca de ralladura de limón si la has usado en la crema. Si quieres darle un toque extra de picante, puedes añadir una pizca de chile en polvo suave.

Sirve inmediatamente y disfruta de este refrescante y delicioso chocolate con chile, perfecto para los días calurosos.

Beneficios del chocolate con chile

  • Chocolate negro: Rico en antioxidantes, ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Chile: Contiene capsaicina, que tiene propiedades antiinflamatorias y puede mejorar el metabolismo.
  • Leche de coco: Aporta grasas saludables y es una buena fuente de energía.

El chocolate con chile es una combinación clásica que ha sido reinterpretada en esta receta refrescante y perfecta para el calor. Atrévete a probar esta receta y enamórate del chocolate con chile de una manera completamente nueva. ¡Buen provecho!

Google News

Más totopos

Así se prepara el sushi más fácil y rápido del mundo

Así se prepara el sushi más fácil y rápido del mundo

La receta para preparar el coctel de camarones más delicioso, según la IA

La receta para preparar el coctel de camarones más delicioso, según la IA

Cocínate un rico arroz ¡con tres leches fácil y rápido

Cocínate un rico arroz ¡con tres leches fácil y rápido