Healthy

¿Por qué nos dan tic’s en el rostro? Aquí te lo decimos

Si tienes tics nerviosos y no sabes a qué se deben, toma nota porque te lo contamos a continuación y hasta como evitarlos.

Tics nerviosos. | Te decimos a qué se debe este incómodo movimiento nerviosos facial. (Especial: IPOOM).
Tics nerviosos. | Te decimos a qué se debe este incómodo movimiento nerviosos facial. (Especial: IPOOM).
Mónica Sánchez
Escrito en Healthy el

Los tics son movimientos involuntarios, breves y repetitivos que pueden afectar a diferentes músculos del rostro. Pueden ser molestos y, en algunos casos, incluso causar preocupación. Sin embargo, entender las causas subyacentes puede ayudar a aliviar la ansiedad y buscar las mejores estrategias para manejarlos.

¿Qué son los tics faciales?

Los tics faciales son contracciones rápidas y repetitivas de los músculos del rostro. Estos pueden manifestarse de diversas formas, como parpadeo excesivo, sacudidas de la nariz, movimientos de los labios, o fruncimiento de la frente. Pueden ser leves y casi imperceptibles o, en algunos casos, más severos y disruptivos.

Los tics faciales suelen clasificarse en dos categorías:

1. Tics motores simples: Involucran un solo grupo de músculos y suelen ser movimientos breves, como parpadeos o sacudidas de la nariz.

2. Tics motores complejos: Involucran múltiples grupos musculares y pueden incluir movimientos más elaborados, como tocarse la cara repetidamente o hacer gestos faciales.

Causas de los tics faciales

  • El estrés y la ansiedad son causas comunes. Cuando una persona está bajo presión o enfrenta situaciones estresantes, su cuerpo puede reaccionar de diversas maneras, incluyendo la aparición de tics. El sistema nervioso se activa en respuesta al estrés, lo que puede desencadenar contracciones musculares involuntarias.
  • El trastorno por tics y el Síndrome de Tourette son condiciones neurológicas que pueden causar tics faciales. Se caracteriza por la presencia de tics motores o vocales que persisten durante al menos un año. El Síndrome de Tourette, una forma más severa, incluye múltiples tics motores y al menos un tic vocal.
  • La fatiga y la falta de sueño también pueden contribuir a la aparición de tics faciales. La privación del sueño puede afectar el funcionamiento del sistema nervioso, lo que puede aumentar la probabilidad de que ocurran tics. Dormir adecuadamente y mantener una rutina de sueño regular puede ayudar a reducir la frecuencia de los tics.
  • También pueden tener una base genética. Si uno o ambos padres tienen tics faciales, es más probable que sus hijos también los desarrollen. Aunque la genética no es el único factor, juega un papel significativo en la predisposición a desarrollar tics.

Estrategias para manejar los tics faciales

  1. Reducción del estrés: Técnicas como la meditación, el yoga, la respiración profunda y la actividad física regular pueden ayudar a reducir los niveles de estrés y, por ende, disminuir la frecuencia de los tics.
  2. Terapia Cognitivo-Conductual (TCC): La terapia cognitivo-conductual es una forma de terapia que puede ser útil para las personas con tics faciales. La TCC puede ayudar a los individuos a identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento que contribuyen al estrés y la ansiedad.
  3. Medicación: En algunos casos, los medicamentos pueden ser necesarios para controlar los tics faciales. Los neurolépticos, que son medicamentos antipsicóticos, a menudo se utilizan para tratar tics severos. Sin embargo, es importante que cualquier tratamiento médico sea supervisado por un profesional de la salud.
  4. Rutinas de sueño saludables: Mantener una rutina de sueño regular y asegurarse de dormir lo suficiente es crucial para reducir los tics faciales. La privación del sueño puede exacerbar los tics, por lo que es fundamental priorizar un buen descanso.
  5. Ejercicio regular: El ejercicio regular no solo ayuda a reducir el estrés, sino que también mejora la calidad del sueño y el bienestar general. Actividades como caminar, correr o practicar deportes pueden ser muy beneficiosas.
  6. Alimentación balanceada: Una alimentación balanceada también puede contribuir a la reducción de los tics faciales. Evitar el exceso de cafeína y azúcar, que pueden aumentar la ansiedad y el nerviosismo, es una buena práctica. Incorporar alimentos ricos en magnesio, como nueces, espinacas y plátanos, puede ayudar a relajar los músculos y reducir los tics.

Aunque pueden ser molestos y, en algunos casos, afectar la calidad de vida, existen varias estrategias efectivas para manejarlos. Si los tics persisten o causan problemas significativos, es importante consultar a un profesional de la salud para recibir una evaluación y tratamiento adecuados.

Google News

Más totopos

¿A qué nos ayuda el magnesio en nuestra salud?

¿A qué nos ayuda el magnesio en nuestra salud?

Te decimos las propiedades y cómo se consume ¡¿el plátano rojo?!

Te decimos las propiedades y cómo se consume ¡¿el plátano rojo?!

Conoce el alimento sin gluten que fortalece los dientes y los huesos

Conoce el alimento sin gluten que fortalece los dientes y los huesos