Tips de ahorro

¿Cuáles son los mejores conservadores naturales de cocina y cómo puedo usarlos?

Te decimos algunos de los mejores conservadores naturales y cómo puedes utilizarlos en tu hogar para ahorrar al máximo en alimentos frescos.

Conservadores naturales. | Conoce cuáles son las mejores opciones para conservar tus alimentos y de manera natural. (Especial).
Conservadores naturales. | Conoce cuáles son las mejores opciones para conservar tus alimentos y de manera natural. (Especial).
Mónica Sánchez
Escrito en Tips de ahorro el

La conservación de alimentos es una práctica ancestral que permite mantener la comida en buen estado durante más tiempo. Con el auge de la cocina natural y la preferencia por métodos menos industrializados, muchos buscan conservadores naturales en su cocina diaria y acá te chismeamos los mejores.

¿Cuánto tiempo tardan los alimentos sometidos en conservadores naturales?

El tiempo de conservación de los alimentos sometidos a métodos naturales varía según la técnica y el tipo de alimento. Los vegetales encurtidos pueden durar varios meses, las carnes y pescados salados de 6 meses a un año, y las mermeladas hasta un año sin refrigeración.

Los alimentos fermentados como el chucrut y kimchi pueden durar varios meses en refrigeración, mientras que las hierbas conservadas en aceite se mantienen frescas por 1 a 3 meses.

Los mejores conservadores naturales para alimentos

  • El encurtido

El encurtido es un método de conservación que implica sumergir alimentos en una solución de vinagre y sal. Esta técnica no solo preserva los alimentos, sino que también les aporta un sabor único y ácido. Los pepinillos, cebollas, zanahorias y pimientos son algunos de los vegetales comúnmente encurtidos.

Para encurtir en casa, necesitas preparar una solución de vinagre (preferiblemente de manzana o blanco) y sal. Hierve la mezcla y luego viértela sobre los vegetales que deseas conservar. Almacénalos en frascos de vidrio herméticos y déjalos reposar en un lugar fresco y oscuro. Los alimentos encurtidos pueden durar varios meses y son perfectos para acompañar sándwiches, ensaladas y platos principales.

  • El salazón

El salazón es uno de los métodos más antiguos de conservación y consiste en cubrir los alimentos con sal. Este método deshidrata los alimentos, creando un ambiente inhóspito para las bacterias y los hongos. La salazón es particularmente efectiva con carnes y pescados.

Para salar carne o pescado en casa, cubre completamente el alimento con sal gruesa y déjalo reposar en un lugar fresco durante varias horas o días, dependiendo del tamaño del alimento. Una vez completado el proceso, retira el exceso de sal, enjuaga ligeramente y almacena el alimento en un recipiente hermético en el refrigerador.

Los alimentos salados pueden durar varios meses y son ideales para platos como el bacalao salado, muy popular en la cocina mediterránea.

  • El azúcar

El azúcar funciona de manera similar a la sal al deshidratar los alimentos y evitar el crecimiento de microorganismos. Es comúnmente utilizado para conservar frutas en forma de mermeladas, jaleas y almíbares.

Para preparar una mermelada casera, cocina las frutas con una cantidad generosa de azúcar y un poco de jugo de limón hasta que la mezcla espese. Vierte la mermelada caliente en frascos esterilizados y ciérralos bien. Al enfriarse, la mermelada se conservará por varios meses sin necesidad de refrigeración. Este método es perfecto para aprovechar la fruta de temporada y disfrutarla durante todo el año.

  • La fermentación

La fermentación es un proceso natural en el que microorganismos, como bacterias y levaduras, transforman los azúcares y almidones de los alimentos en ácidos, gases o alcohol. Este método no solo conserva los alimentos, sino que también mejora su valor nutricional y digestibilidad.

El kimchi, el chucrut y el kéfir son ejemplos populares de alimentos fermentados. Para fermentar vegetales en casa, mezcla los vegetales con sal y masajea hasta que liberen su jugo. Coloca los vegetales en un frasco y asegúrate de que estén completamente sumergidos en su propio jugo.

Cubre el frasco y deja que fermente a temperatura ambiente durante varios días. Los alimentos fermentados pueden durar varios meses y aportan un sabor único y picante a tus comidas.

  • Aceites

Los aceites pueden actuar como una barrera protectora contra el aire y los microorganismos. Este método es especialmente útil para conservar hierbas, ajos y tomates secos.

Para conservar hierbas en aceite, llena un frasco con las hierbas frescas y cubre completamente con aceite de oliva. Asegúrate de que no queden burbujas de aire atrapadas. Almacena el frasco en un lugar fresco y oscuro. Las hierbas conservadas en aceite son perfectas para añadir sabor a ensaladas, pastas y carnes.

  • Hierbas y especias

Las hierbas y especias tienen propiedades antimicrobianas naturales que pueden ayudar a conservar los alimentos. El romero, el tomillo, el ajo y el clavo son algunos ejemplos de especias que inhiben el crecimiento de bacterias.

Para utilizar hierbas y especias como conservadores, puedes añadirlas a tus marinadas, encurtidos o directamente a los alimentos que deseas conservar. Por ejemplo, el ajo y el clavo son excelentes para añadir a los encurtidos, mientras que el romero y el tomillo son perfectos para conservar carnes y aceites.

El uso de conservadores naturales no solo prolonga la vida útil de los alimentos, sino que también mejora su sabor y valor nutricional. Al integrar estas técnicas en tu rutina culinaria, no solo reducirás el desperdicio de alimentos, sino que también disfrutarás de sabores únicos y deliciosos durante todo el año.

Google News

Más totopos

El perfume Nautica que Amazon tiene en oferta que es perfecto para regalar a papá

El perfume Nautica que Amazon tiene en oferta que es perfecto para regalar a papá

Día del Padre 2024: chécate estos tequilas en oferta para regalar a papá

Día del Padre 2024: chécate estos tequilas en oferta para regalar a papá

¡Trucazo! para calentar la pizza en sartén y te quede como recién hecha

¡Trucazo! para calentar la pizza en sartén y te quede como recién hecha