Tips de ahorro

¿Ya se te pasaron los bolillos? Te decimos el truco para que vuelvan a estar frescos

Existen varios trucos para devolverles la frescura a esos bolillos y volver a disfrutarlos como si fueran recién horneados.

Revive la frescura de tus bolillos con estas técnicas inefables. (Canva).
Bolillos. | Revive la frescura de tus bolillos con estas técnicas inefables. (Canva).
Foto de Mónica Sánchez
Escrito en Tips de ahorro el

Uno de los placeres más simples de la vida es disfrutar de un bolillo fresco, crujiente por fuera y suave por dentro. Sin embargo, todos hemos experimentado la decepción de encontrarlos duros y secos después de uno o dos días. Pero no te preocupes, no todo está perdido, porque acá te presentamos unos tips para volverlos suavecitos.

¡No tires tus bolillos! Vuélvelos frescos con estos tips

Ya no desperdicies los bolillos y dales una segunda oportunidad con estos trucos para que vuelvan a estar suaves y te eches una tortita o acompañes tus chilaquiles. De todos modos, recuerda que si se te hacen duros como piedra, puedes molerlos para hacerlos pan molido o armarte una rica capirotada.

Uno de los métodos más efectivos para revivir bolillos duros es usar agua y calor. El agua ayuda a rehidratar el pan, mientras que el calor lo hace crujiente nuevamente. Coloca los bolillos bajo un chorro de agua fría durante unos segundos. No es necesario empaparlos completamente, solo asegurarte de que la superficie esté húmeda.

Envuelve cada bolillo húmedo en papel aluminio. Esto ayudará a mantener la humedad durante el proceso de calentamiento. Precalienta tu horno a 180°C (350°F) y colócalos envueltos directamente en la rejilla del horno. Hornea durante 10-15 minutos.

Después retira el papel aluminio y hornea los bolillos sin envolver por otros 5 minutos para que se vuelvan crujientes por fuera. Deja que se enfríen un poco antes de servirlos. Notarás que están crujientes por fuera y suaves por dentro, como recién horneados.

El microondas también puede ser un aliado en la misión de revivir bolillos duros, especialmente cuando tienes poco tiempo. Moja un paño de cocina limpio con agua y exprímelo para que no gotee, pero esté bien húmedo. Envuélvelos en el paño húmedo.

Coloca los bolillos envueltos en el microondas y caliéntalos a potencia media-alta durante 30 segundos. Revisa si están suficientemente suaves; si no, añade intervalos de 10 segundos hasta lograr la textura deseada. Déjalos enfriar un poco antes de comer.

Si prefieres un método sin calor, puedes usar una bolsa plástica para revivir tus bolillos. Rocía un poco de agua sobre los mismos con un pulverizador. No es necesario mojarlos completamente, solo un poco de humedad en la superficie. Colócalos en una bolsa plástica hermética.

Deja los bolillos en la bolsa durante unas horas o toda la noche. La humedad en la bolsa ayudará a que el pan recupere parte de su suavidad. Una vez que hayan absorbido la humedad, estarán más suaves y listos para comer.

Con estos sencillos métodos, puedes devolver la frescura a tus bolillos y disfrutarlos como si fueran recién horneados. Ya sea usando el horno, el microondas o técnicas de almacenamiento adecuadas, no hay razón para desperdiciar pan duro.

Google News

Más totopos

Así debes actuar en caso de sufrir una inundación. (Freepik).

Temporada de lluvias: acciones que debes tomar si se inunda tu casa

Esto es lo que te puede prestar el Infonavit para comprar una casa. (Freepik).

Infonavit: el monto del crédito al que puedo acceder basado en mi situación financiera

Esta tecnología premium en faros está teniendo mucha popularidad, principalmente en países europeos. (Freepik)

Faros de auto: estos son los más costosos del mercado, ¿valen la pena?

Explosión en tequilera: reportan al menos 5 muertos y varios heridos en Tequila, Jalisco

'Se le arma' a Lozoya: Tribunal destraba juicio por caso Odebrecht; lo acusan de cohecho

'No habrá aumento de impuestos', promete Sheinbaum y dice que las finanzas están sanas