Recetas

Así puedes hacer tu leche de avellanas y con los residuos galletitas con Nutella

¿Sabías que puedes reducir el desperdicio de alimentos y crear un doble placer culinario? A continuación, te explicamos cómo hacer leche y galletas de avellana sin tirar nada.

Leche y galletas de avellana. | Vuélvete un máster con esta receta que además de ser deliciosa y saludable, cocinarás hasta los residuos. (Especial: Freepik).
Leche y galletas de avellana. | Vuélvete un máster con esta receta que además de ser deliciosa y saludable, cocinarás hasta los residuos. (Especial: Freepik).
Mónica Sánchez
Escrito en Recetas el

La leche de avellanas es una alternativa deliciosa y nutritiva libre de productos de animal. Es rica en vitaminas y minerales, y tiene un sabor suave y ligeramente dulce que la hace perfecta para una variedad de usos culinarios.

Además, es fácil de hacer en casa y te permite aprovechar al máximo las propiedades de este fruto seco. Y lo mejor de todo es que puedes usar los residuos de la avellana para hacer unas deliciosas galletitas con Nutella.

Beneficios de la avellana

Las avellanas son ricas en grasas monoinsaturadas saludables, que ayudan a reducir el colesterol malo y a mejorar la salud cardiovascular. También contienen una buena cantidad de vitamina E, un potente antioxidante que protege las células del daño oxidativo y apoya la salud de la piel.

Además son una excelente fuente de fibra, que promueve una digestión saludable y ayuda a mantener la saciedad. También aportan magnesio, crucial para la función muscular y nerviosa, y folato, importante para la salud celular y cardiovascular.

Consumir avellanas regularmente puede contribuir a una dieta equilibrada y saludable.

¿Cómo hacer leche de avellanas?

Ingredientes

- 1 taza de avellanas crudas

- 4 tazas de agua

- 1 pizca de sal

- Opcional: 1 cucharadita de extracto de vainilla, 2-3 dátiles para endulzar

Instrucciones

  • El primer paso para hacer leche de avellanas es remojar las avellanas crudas en agua. Colócalas en un recipiente grande y cúbrelas con agua. Deja que se remojen durante al menos 8 horas o toda la noche. Este proceso no solo facilita la mezcla, sino que también ayuda a eliminar los inhibidores de enzimas y mejora la digestibilidad de las avellanas.
  • Después del tiempo estimado, escúrrelas y enjuágalas bien con agua fresca. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo o sabor amargo que pueda haberse desarrollado durante el remojo.
  • Ponlas en una licuadora junto con 4 tazas de agua. Si deseas, puedes agregar una pizca de sal, extracto de vainilla y dátiles para endulzar. Licúa a alta velocidad durante unos 2-3 minutos hasta que la mezcla esté suave y cremosa.
  • Para separar la leche de avellanas del bagazo (residuo sólido), utiliza una bolsa para leches vegetales, una tela de muselina o un colador fino. Vierte la mezcla a través del colador en un recipiente grande, presionando o exprimiendo bien para extraer la mayor cantidad de líquido posible.
  • Vierte la leche en una botella o frasco de vidrio y guárdala en el refrigerador. Se mantendrá fresca por 3-5 días. Asegúrate de agitar bien antes de usar, ya que puede separarse con el tiempo.

Así puedes hacer galletas con los residuos de avellanas y Nutella

Una de las mejores partes de hacer tu propia leche de avellanas es que puedes usar el bagazo sobrante para hacer deliciosas galletas. Esta receta es fácil y una excelente manera de reducir el desperdicio de alimentos.

Ingredientes

- Bagazo de avellanas (residuo sobrante de la leche de avellanas)

- 1 taza de harina de avena (puedes hacerla moliendo avena en la licuadora)

- 1/2 taza de azúcar moreno o azúcar de coco

- 1/4 taza de mantequilla o aceite de coco

- 1 huevo (puedes usar una alternativa vegana si lo prefieres)

- 1 cucharadita de extracto de vainilla

- 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio

- 1/4 cucharadita de sal

- Nutella (cantidad al gusto)

Procedimiento

1. Preparar la masa de galletas

Precalienta el horno a 180°C (350°F) y forra una bandeja para hornear con papel pergamino. En un tazón grande, mezcla el bagazo de avellanas, la harina de avena, el azúcar, el bicarbonato de sodio y la sal. En otro tazón, bate la mantequilla (o aceite de coco) con el huevo y el extracto de vainilla hasta que estén bien combinados. Agrega los ingredientes húmedos a los ingredientes secos y mezcla hasta obtener una masa homogénea.

2. Formar las galletas

Usa una cuchara para tomar porciones de masa y forma bolas del tamaño de una nuez. Coloca las bolas de masa en la bandeja para hornear, dejando suficiente espacio entre cada una. Con el dedo o la parte posterior de una cuchara, haz un pequeño hueco en el centro de cada bola de masa.

3. Añadir Nutella

Coloca una pequeña cantidad de Nutella en el hueco de cada galleta. La cantidad puede variar según tu gusto, pero generalmente una cucharadita es suficiente.

4. Hornear las galletas

Hornea las galletas en el horno precalentado durante 12-15 minutos, o hasta que los bordes estén dorados. Deja que las galletas se enfríen en la bandeja durante unos minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen completamente.

Son perfectas para acompañar tu leche de avellanas casera o para disfrutar como un delicioso snack en cualquier momento del día. ¡Prueba esta receta y disfruta de una doble delicia en tu cocina!

Google News

Más totopos

Así se prepara el sushi más fácil y rápido del mundo

Así se prepara el sushi más fácil y rápido del mundo

La receta para preparar el coctel de camarones más delicioso, según la IA

La receta para preparar el coctel de camarones más delicioso, según la IA

Cocínate un rico arroz ¡con tres leches fácil y rápido

Cocínate un rico arroz ¡con tres leches fácil y rápido